viernes, 25 de mayo de 2018

Guillermo quiere mantener el plantel y sumar tres jugadores de jerarquía

Guillermo quiere mantener el plantel y sumar tres jugadores de jerarquía. Comenzaron los sondeos por Andrada e Izquierdoz. Pavón podría irse después del Mundial. Junior Benítez y Espinoza no renovarán sus préstamos.


Boca comenzó a moverse en el mercado de pases para armar el plantel de la próxima temporada, en la que tendrá como principal objetivo la Copa Libertadores, además de la Copa Argentina y la Superliga. La idea de Guillermo Barros Schelotto es mantener la base del plantel y, además, sumar tres jugadores de jerarquía, dependiendo de que no se vaya nadie importante post Mundial.


La búsqueda empieza por el arquero: Esteban Andrada es la prioridad: "A Lanús le da lo mismo venderlo a Boca o al exterior", aseguró su representante en Sportia. Agustín Marchesín es la debilidad del Mellizo, aunque América no tiene intenciones de venderlo. También aparecen como opciones Gerónimo Rulli (Real Sociedad) y Nahuel Guzmán (Tigres), ambos muy difíciles.
Un central como mínimo: La salida de Lisandro Magallán al Ajax obligará a la dirigencia a moverse rápido en busca de zagueros. Daniel Angelici viajará en junio a Italia para negociar personalmente por Gustavo Gómez, por quien el Xeneize insistió hasta el cansancio en el último mercado de pases. Por otra parte, ya hubo sondeos por Carlos Izquierdoz, del Santos Laguna.
La vidriera del Mundial: Cristian Pavón, Frank Fabra, Wilmar Barrios y Nahitan Nández estarán en Rusia con las selecciones de Argentina, Colombia y Uruguay, respectivamente. Es sabido que este tipo de eventos deportivos abre las puertas a potenciales compradores, y si el Xeneize vende a alguno de ellos, la idea del cuerpo técnico es reemplazarlos con un refuerzo de nivel.
Los que se van y los que podrían irse: Boca no renovará los préstamos de Junior Benítez y Cristian Espinoza, quienes volverán a Benfica y Villarreal, respectivamente. Además, Guillermo Sara podría irse a otro equipo en busca de titularidad. Walter Bou, relegado por Wanchope Ábila (y aun más por el retorno de Darío Benedetto), podría continuar su carrera en México. Sebastián Pérez, quien sumó muy pocos minutos después de haberse recuperado de una lesión ligamentaria, es otro que podría emigrar, aunque el cuerpo técnico le aseguro que lo tiene en sus planes.
Negociaciones difíciles: Guido Pizarro, actualmente en Sevilla, es otro de los preferidos de Barros Schelotto. Tiene ofertas de México y su llegada es casi imposible. Además, Boca consultó por Ignacio Pussetto, aunque su cláusula de rescisión con Huracán es de 10 millones de dólares, una cifra que el Xeneize no está dispuesto a desembolsar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario