martes, 2 de mayo de 2017

Pablo Pérez: "Fue una patada de viejo cascarrabias"

El mediocampista de Boca dio la cara después del episodio de esta mañana y trató de minimizarlo. "El chico me encaró 50 veces y no lo podía parar", explicó. Además, agregó: "Se armó lío porque estaban las cámaras, pero no pasó nada".



Pablo Pérez le sacó dramatismo a lo sucedido esta mañana, cuando Gustavo Barros Schelotto lo echó del entrenamiento de Boca por pegarle una patada al juvenil Tomás Fernández. “Fue de viejo cascarrabias”, afirmó el futbolista en Fox Sports.



El mediocampista se mostró bastante relajado durante la entrevista y destacó  que “se armó mucho lío porque estaban las cámaras encendidas, pero no pasó nada”. Además, agregó: “El chico me encaró como 50 veces y no lo podía parar. Me estaba volviendo loco”.
Con respecto a su decisión de abandonar del complejo Pedro Pompilio, el jugador explicó la situación. “Me pareció mejor irme rápido, porque el técnico debía estar caliente. Mañana llego al entrenamiento, lo hablo con ellos y en dos segundos se soluciona todo”, manifestó.
El ex Newell´s también indicó que “no hay nerviosismo en el grupo, fue una situación personal”. En tanto, añadió: “Me enojé, porque no lo podía parar al pibe. En las faltas anteriores había pedido disculpas, pero en la última estaba cansado y caliente. Es lo más normal que puede ocurrir”.
Sobre esta situación y su liderazgo en el plantel, Pablo Pérez fue contundente. “Estoy en contra de la exposición y siempre se los digo a mis compañeros. Esta vez me pasó a mí y me da bronca. Hay que evitarlo. Es una lástima que se hable de esto. Con una amarilla se arreglaba”, bromeó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario