1

1

lunes, 3 de abril de 2017

Las razones por la que Boca extraña a Gago mucho más que Carlos Tevez

El desgarro que sufrió el capitán del equipo de la Ribera complica a los Mellizos, que no tienen alternativas para reemplazarlo

Fernando Gago

"Lo vamos a extrañar a Gago así como a Tevez porque en el fútbol argentino no hay jugadores de ese nivel, pero tenemos un plantel y hay que trabajar". La sentencia que dio Guillermo Barros Schelotto tras el apretado 1 a 0 sobre Defensa y Justicia, anteanoche en la Bombonera, no contiene un 100 por ciento de veracidad. Boca , sin Gago , es otro equipo.




Como el propio entrenador del club de la Ribera afirmó a fines de diciembre, cuando se confirmó a través del Twitter oficial de Boca y del Shanghai Shenhua que el Apache emigraba al fútbol chino, es el equipo el que suple la ausencia del delantero semana a semana. De hecho, así fue cada vez que el ídolo se ausentó.

Sin Tevez en la cancha (por la expulsión sufrida ante Belgrano por insultar al árbitro Germán Delfino) selló la goleada frente al conjunto cordobés (3-0), no supo cerrar el partido con Godoy Cruz y se trajo un empate 1-1 de Mendoza, humilló a Quilmes 4-1 en la Bombonera, con un partido inolvidable de Darío Benedetto (tres festejos y una asistencia de taco), y tampoco encontró la manera de sumar los tres puntos ante Tigre (1-1). Pero en ninguno de esos encuentros, ni en los que van de 2017, el equipo que conducen los Barros Schelotto extrañó a Tevez. Por el mérito de saber suplirlo como equipo, y porque, en realidad, a lo largo de todo 2016 el jugador estuvo muy por debajo del nivel superlativo que le permitió brillar en Europa durante una década.

Por el contrario, es evidente que Boca extraña a Fernando Gago, y que el desgarro que sufrió el actual capitán del equipo en el recto anterior de su pierna derecha es más que inoportuno. El Nº 5 es una pieza fundamental en el engranaje xeneize. Desde que volvió de su segunda rotura del tendón de Aquíles izquierdo, se convirtió en el director de orquesta, en el eslabón que une la defensa con el ataque. En el que potencia a los que lo rodean (Pablo Pérez y Rodrigo Bentancur). En el que allana el camino al gol con sus estocadas al vacío, y hasta en el que le permitió al mismísimo Tevez despedirse a todo lujo en diciembre último.

Desde el retorno de Gago frente a San Lorenzo, el equipo de la Ribera enhebró cinco victorias consecutivas (2-1 al Ciclón, 4-2 a Racing y River, 4-1 a Colón y 2-0 a Banfield), cayó con Talleres 2-1 y superó por igual marcador a San Martín, en San Juan. Fue una cosecha de 18 puntos sobre 21 posibles para afirmarse como único líder del campeonato. En cambio, sin el volante, en las primeras 10 fechas Boca reunió apenas una unidad más (19), sobre 30 posibles. Entonces, Tevez sí estaba dentro del plantel.

En el arranque del torneo, para suplir la ausencia de Gago, los Mellizos apostaron a un doble 5 conformado por Pablo Pérez y Bentancur. El experimento no fue del todo malo, pero al equipo se lo notaba muy expuesto en el plano defensivo.

En Córdoba, por los cuartos de final de la Copa Argentina, los Barros Schelotto se la jugaron por Wilmar Barrios . Pero la derrota ante Rosario Central y la consecuente eliminación dinamitaron la continuidad del volante colombiano. Frente a Defensa y Justicia fue su compatriota, Sebastián Pérez , el encargado de "jugar de Gago". El desafío resultó gigante, al punto que fue amonestado, entró demasiado en los roces y, finalmente se fue, reemplazado por Nazareno Solís, cuando el cuerpo técnico decidió ir con todo a buscar una victoria tan necesaria como difícil, ante un rival que se cerró muy bien.

Si la rehabilitación transita por los caminos normales, Gago recién estará en condiciones de reaparecer dentro de cuatro fechas, ante Arsenal . Mientras, Boca lo seguirá extrañando. Mucho más de lo que echó en falta a Tevez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario