lunes, 13 de febrero de 2017

Los motivos que preocupan a Guillermo Barros Schelotto

Todo empezó con el adiós de Carlos Tevez; el equipo no funciona y cada amistoso lo vive con incomodidad

Boca volvió al trabajo, después de perder ante Aldosivi en Mar del Plata

 La principal paradoja de este largo paréntesis que vive el fútbol argentino lo tiene a Boca en el centro de la escena: el equipo de Guillermo Barros Schelotto se fue a brindar en las fiestas de fin de año como único líder, envuelto en esa tranquilidad que otorgan los triunfos, y sin embargo hoy vive horas de incomodidad. Y por múltiples factores.



Todo empezó con ese silencioso adiós de Carlos Tevez. Boca, que andaba con dudas grandes en su juego y en su autoestima, de pronto encaró la recta final de 2016 a puro éxito. El triunfo por 2-1 sobre San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro destapó el desahogo de jugadores y cuerpo técnico, dejó atrás el tiempo de incertidumbre y sirvió de impulso de cara a los otros clásicos inminentes. Y los pasó a puro gol: 4-2 a Racing de local y 4-2 a River en el Monumental con un Apache excelso. El cierre del año fue ante Colón con una nueva goleada (4-1) en la Bombonera, pero con la certeza del alejamiento de un Tevez que hasta ese momento no dijo nada.

Ahora, mientras espera un nuevo amistoso (el sábado habrá dos partidos a puertas cerradas ante Tigre), Guillermo piensa en darle horas de juego a Agustín Rossi, el arquero que llegó procedente de Defensa y Justicia para rellenar la ausencia del lesionado Guillermo Sara y de paso luchar por un lugar con Axel Werner, cuyo error de cálculo en el primero de los tres goles que recibió el sábado ante Aldosivi no hizo más que agrandar las preocupaciones que viene dejando el fondo de Boca.

Con Tevez en China, el primer eslabón del liderazgo natural recayó en Fernando Gago, quien hoy negocia su continuidad en Boca más allá de junio. Y Gago, que se había recuperado de sus lesiones, que había retomado su nivel de selección, pero que sobre todo se había serenado a la hora de disputar el control en el mediocampo, volvió este año a exhibir su irritabilidad en el superclásico de Mar del Plata, en el que se fueron expulsados Insaurralde, Benedetto y los dos Barros Schelotto. Luego Boca viajó a México y Pablo Pérez volvió a sus andadas para darle forma a una nueva riña, esta vez ante Chivas de Matías Almeyda.

Mientras el presidente Daniel Angelici se preparaba para ver el domingo a los Spurs de Manu Ginóbili ante los Knicks en el Madison Square Garden, en Nueva York, el sábado Boca dejaba una pálida imagen frente a Aldosivi en Mar del Plata, en otro amistoso con saldo decididamente negativo, esta vez por lo estrictamente futbolístico.

La llegada del ex Lanús Junior Benítez, en este contexto, es una de las pocas buenas noticias que recibió en este receso Boca, que no tiene competencia internacional en su agenda. Es cierto, como dice Guillermo, que sólo cinco equipos recibieron menos goles que Boca en el torneo local. Pero el escaso poder de fuego adelante, el barullo en el que están inmersos los volantes y la falta de garantías atrás (sobre todo en los centrales) parecen armar un combo de contrapesos de cara a la reanudación en marzo de un torneo que tras 14 fechas tiene a Boca como líder, a un nutrido grupo de perseguidores cercanos, y a otros 16 capítulos por delante todavía.


2 comentarios:

  1. No hay que dramatizar! Boca va a salir adelante, jugadores hay y de esta se sale todos unidos y tirando para adelante. A mi gusto yo preferiria un Boca que no de tantas vueltas con la pelota a mediocampo y menos de esa posicion tirandola para atras...un Boca con menos juego bonito no va! un Boca alo Boca mas practoco con garra, corazon y huevos!!! .Hector Gustavo Gentile.

    ResponderEliminar
  2. No hay que dramatizar! Boca va a salir adelante, jugadores hay y de esta se sale todos unidos y tirando para adelante. A mi gusto yo preferiria un Boca que no de tantas vueltas con la pelota a mediocampo y menos de esa posicion tirandola para atras...un Boca con menos juego bonito no va! un Boca alo Boca mas practoco con garra, corazon y huevos!!! .Hector Gustavo Gentile.

    ResponderEliminar