1

1

miércoles, 1 de febrero de 2017

Juniors Benítez, un viejo conocido de los Mellizos que tiene más de cien partidos en Lanús

El delantero se convirtió en el primer refuerzo de Boca en 2017 para ocupar la vacante en ofensiva que había quedado en el plantel

Junior Benítez, una pieza ofensiva que vino a ocupar el lugar de Tevez

 No llega para reemplazar a Carlos Tevez, pero posiblemente no habría sido contratado si el ídolo se hubiese quedado en lugar de irse a China. "El equipo estaba armado para un año y probablemente no hubiésemos contratado a nadie sin la lesión de Sara y la partida de Carlos", había manifestado Guillermo Barros Schelotto. Así, Oscar Benítez, o Junior, como le gusta que lo llamen, se convirtió en el primer refuerzo de Boca en 2017 para ocupar la vacante en ofensiva que había quedado en el plantel.




Ya había estado en el radar xeneize a mediados del año pasado, cuando a la espera por contratarlo Boca había retrasado hasta último momento la presentación ante la Conmebol de la nómina de futbolistas para disputar las semifinales de la Copa Libertadores ante Independiente del Valle, de Ecuador. "Sería un sueño", se había ilusionado aquella vez ante la posibilidad de llegar al club del que es hincha. El pase que se frustró en esa oportunidad se concretó ahora. La operación es un préstamo, por un año, con una opción de compra por la mitad del pase, propiedad de Benfica.

El delantero, de 24 años, arribó al club de la Ribera después de un breve paso por el fútbol europeo en el que no encontró lugar. En el segundo semestre del año pasado apenas disputó 123 minutos. Con la camiseta de Sporting Braga tuvo lugar en la cancha 53 minutos por la liga portuguesa, 46 por la Copa de Portugal y 24 ante Shakhtar Donetsk por la Europa League. Apenas fue titular dos veces, y en ambas, lo reemplazaron en el entretiempo.

Si Benítez es nuevo para Boca, es un viejo conocido para los Barros Schelotto. Nacido en Adrogué, hizo las divisiones inferiores en Lanús y debutó en primera promovido por Gabriel Schurrer, aunque con el ex zaguero apenas asomó en la máxima categoría 35 minutos. Fue la llegada de los Mellizos la que posibilitó la consolidación. Guillermo y Gustavo lo dirigieron en 104 partidos (76 por torneos locales, 21 por certámenes internacionales y 7 por la Copa Argentina) en los que marcó seis goles. Aunque mayormente lo ubicaron como extremo por la izquierda, también lo utilizaron como falso 9, cuando partía desde el centro de ataque para retrasarse a la zona de gestación y dejar un espacio al que llegaban en diagonal los atacantes por las bandas.

Para los Barros Schelotto, tiene la capacidad de adaptarse sin inconvenientes a distintas posiciones. Se trata de un futbolista al que pueden volver a colocar por el costado izquierdo con perfil invertido, posición y característica en la que competiría con Ricardo Centurión (su préstamo culmina en julio pero negociarán para que siga en el club) y en la que también aparece Nazareno Solís como alternativa. En tanto, por el costado derecho lo contemplan no solo como punta, sino también como un volante con la dinámica suficiente para desdoblarse en un largo recorrido.

"Guillermo fue un buen técnico y me enseñó muchas cosas. Sería lindo volver a estar en un plantel dirigido él", había dicho Benítez en julio del año pasado, cuando se ilusionaba con un regreso al fútbol argentino para ponerse nuevamente bajo las órdenes del cuerpo técnico con el que había sido campeón de la Copa Sudamericana en 2013.

La última imagen que dejó en el fútbol argentino fue protagónica. Lanús enfrentaba a San Lorenzo en el Monumental para definir al campeón 2016 del fútbol argentino y se destacó con una buena actuación y el gol que abriría el caminodel Granate al título con un cabezazo anticipándose a la marca de Juan Mercier. Después de la final, Lanús lo vendió a Benifica en una cifra cercana a los 4.000.000 de dólares y el club de la capital lusitana lo cedió a Sporting Braga. Ante la consulta de la nacion sobre el costo del préstamo y cuál deberá ser el desembolso si Boca quiere hacer uso de la opción por el 50%, desde la gerencia del club respondieron que se trata de cifras confidenciales.

En el primer mes del año, Junior Benítez disputó solamente 21 minutos en el triunfo 4-0 de Sporting Braga ante Covilha, conjunto de la segunda división de Portugal. Después de aquel encuentro regresó a Benfica, donde continuó entrenándose pero sin ser considerado por el técnico Rui Vitoria. La falta de continuidad competitiva aparece entonces como un interrogante.

La pauta de Guillermo sobre las incorporaciones fue contundente al remarcar que "no se trata de traer jugadores por traer" sino que quienes se sumen deben hacerlo "para elevar el nivel". Junior Benítez es para el entrenador un futbolista que alimentará es competencia interna que entiende como un combustible esencial para el equipo. Fomentó su crecimiento en Lanús y ahora apuesta a su explosión en Boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario