lunes, 27 de febrero de 2017

Boca y el plan de poner al equipo por ensima de las individualidades

El todos por sobre las partes, el plan de los Barros Schelotto para el Boca 2017.

El todos por sobre las partes, el plan de los Barros Schelotto para el Boca 2017

 La partida de Carlos Tevez al fútbol chino fue, por lo visto en 2016, más un cimbronazo anímico que futbolístico para Boca . Se marchó un jugador de enorme peso, uno de los últimos cracks que produjeron las inferiores xeneizes, pero también el que pasó inadvertido deportivamente durante los primeros once meses del último año.




En ese contexto, y sin chances económicas de contratar a un jugador que marque una gran diferencia, los Barros Schelotto tomaron la mejor decisión posible: bajar el mensaje de que es el equipo quien reemplazará al Apache. Y aunque el 4-2-3-1 no está descartado, será más frecuente que el dibujo táctico de la versión 2017 de Boca sea el 4-3-3.

De todas maneras, hay dos integrantes del plantel que se erigieron en las columnas en las que se sostendrá el actual líder del torneo argentino: Fernando Gago , por juego, experiencia y ascendencia, y Ricardo Centurión , por calidad y desfachatez.

Desde su regreso a la actividad, luego de la segunda rotura del tendón de Aquíles izquierdo, el volante fue determinante para manejar las piezas de Boca desde el círculo central, e incluso potenciar a la figura de Tevez. No es casualidad que el equipo de la Ribera haya encadenado cuatro victorias consecutivas (2-1 a San Lorenzo, 4-2 a Racing y a River y 4-1 a Colón) desde la vuelta de Gago y hasta antes del receso. Ahora, ya con la cinta de capitán, el Nº 5 será la voz cantante del equipo en el campo. Su lugar está fuera de discusión, y más aun tras el experimento de ubicarlo como Nº 8 anteanoche, frente a Colón en Santa Fe.

Centurión parece disfrutar los riesgos en la cancha. Así como no duda al encarar a los rivales y provocarlos con sus pisadas, tacos y demás lujos, no le tembló el pulso para pedir en los amistosos de verano la camiseta vacante que dejó Carlitos y calzarse la Nº 10. "Es una linda presión, y me gusta, No siento que me pese, no pasa nada. Es lindo usar este número. Desde el momento en que llegué a Boca estuve feliz y con confianza", dijo el atacante. Y aunque reglamentariamente será muy complicado que pueda utilizar esa camiseta en lo que resta del torneo, su determinación para lucirla pone de manifiesto su personalidad. Anteanoche, frente a Colón, jugó mucho más suelto, como lo hacía el Apache.

A Gago y a Centurión los une un tema que preocupa a los Barros Schelotto. Ninguno de los dos tiene asegurada su continuidad en el club después de junio. A Fernando se le termina el contrato, y a Ricardo, el préstamo. Si Boca pretende seguir contando con ambos deberá resolver pronto el nuevo vínculo de Gago, cuyas negociaciones siguen siendo ásperas, y tendrá que desembolsar 6.400.000 dólares por Centurión. De lo contrario, el ex jugador de Racing deberá regresar a San Pablo.

Detrás de estos dos bastiones aparecen otras piezas importantes: en la línea de fondo, Santiago Vergini es el único central que parece tener garantizada la titularidad, Y el mediocampo es la única zona que se recita de memoria: Pablo Pérez, Gago y Rodrigo Bentancur. El ex volante de Newell's se recupera de una distensión muscular en el tobillo izquierdo y está en duda para la visita a Banfield, y el uruguayo volvió en Santa Fe, tras ser campeón en el Sudamericano Sub 20 de Ecuador, y fue muy elogiado por el cuerpo técnico. El que se inicia tendría que ser el año de su despegue definitivo.

En el plano ofensivo, tanto Guillermo como Gustavo notan un llamativo bajón en el nivel de Cristian Pavón . No sólo desborda menos que antes, sino que además perdió gol. No hay dudas de que continuará en el primer equipo, pero ahora Junior Benítez está al acecho, aguardando su oportunidad.

El que no desaprovecha chances es Walter Bou . Como local, Como visitante, por el torneo, en amistosos. El entrerriano siempre festeja goles. Y aunque el centrodelantero titular es Darío Benedetto, su buena racha pide pista.

Como ocurre desde julio de 2016, cuando Agustín Orion decidió marcharse, el arco sigue siendo el sector del campo más observado por propios y ajenos. Lesionado Guillermo Sara, la lupa se enfocó en Axel Werner , que estará a cargo de los tres palos auriazules. El debut de Agustín Rossi ante Colón fue para evitar estrenos inesperados, como el caso del propio Werner contra River en diciembre último.

Tras un receso estival con paso irregular, Boca aguarda la reanudación del campeonato para consolidarse como puntero. Ya sin una figura estelar, es cierto, pero con un plantel unido que está convencido de que para lograr grandes cosas, no hay nada mejor que un gran equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario